martes, 9 de enero de 2018

El legado folclórico y cultural de Rodrigo Silva Ramos, quien hizo parte del dueto Silva y Villalba



Rodrigo Silva hizo parte del dueto Silva y Villalba, agrupación que marcó a generaciones de colombianos con sus letras e interpretaciones. Silva, nacido en la ciudad de Neiva, de 72 años de edad murió luego de luchar, por varios años, contra una penosa enfermedad que le generó un deterioro paulatino de su salud.
Redacción 
Víctima de un cáncer en la boca, falleció en Ibagué el maestro Rodrigo Silva, integrante del reconocido dueto de música colombiana ‘Silva y Villalba’. El artista, oriundo de Neiva, dejó este mundo a los 72 años de edad, tras una lucha de varios años con la enfermedad.
La noticia fue dada a conocer a través de Twitter por el gobernador del Tolima, Óscar Barreto: “Acompaño el dolor de la familia de uno de los más grandes artistas de nuestra tierra, Rodrigo Silva falleció, pero nos deja un inmenso legado musical y cultural. Siempre lo recordaremos”, señaló el mandatario.
En 1966, en una especie de competencia de canto en una heladería de El Espinal, Tolima, Rodrigo Silva y Álvaro Villalba se conocieron. Cuando decidieron unir sus voces, a petición de uno de los artistas que presenciaba el duelo, nació uno de los duetos más importantes de música andina colombiana, Silva y Villalba.
Con más de 500 canciones grabadas de grandes compositores como José A Morales, Jorge Villamil, Rodrigo Silva, Cantalicio Rojas, Miguel Ospina Gómez, y otros, los éxitos del dueto Silva y Villalba se expandieron por todo el país y hasta transcendieron fronteras; incluso llegaron a cantarles a los colombianos residentes en Nueva York.


Silva y Villalba es un dueto que ha transgredido las formas tradicionales de tocar la música andina colombiana. Desde sus inicios querían darle más profundidad al sonido andino. De esta manera, no solo tiple y guitarra acompañaban sus canciones, sino que incluyeron el bajo de Carlos Peñuela y con él grabaron canciones como “Pescador, lucero y río”. “Tolima Grande”.”Al Sur”. “Soñar contigo”. “Llano Grande”. “El caracolí”. “Adiós morena”. “Oropel”. “El canalete” y “Viejo Tolima”.
Durante más de 50 años han pasado por peleas, enfermedades, matrimonios, críticas de ellos hacia la gobernación del Tolima, y una lucha constante, como la que tienen casi todos los artistas de todos los gremios de nuestro país, por tener una vejez digna, con una buena pensión, y el reconocimiento que merecen dos grandes exponentes de la cultura de la nación.
En más de 40 discos sobresalen canciones como “Espumas”, “Soberbia”, “El Barcino”, “Soy colombiano”, “Las acacias”, “Los guaduales”, “Pueblito viejo”, “Reclamo a Dios”, “Yo también tuve 20 años”, “Campesina santandereana”, “Cenizas al viento” y cientos más que hacen parte del repertorio de este dueto memorable.
Tomado de www.noticiasalsur.co



miércoles, 28 de junio de 2017

Ganadores del Concurso Departamental de Literatura 2017 en Huila




Redaccción www.noticiasalsur.co
En acto especial realizado en el Salón La Vorágine del Centro de Convenciones ‘José Eustasio Rivera’, se realizo la lectura del fallo por parte de los Jurados calificadores del Concurso Departamental de Literatura, los escritores Juan Carlos Garay y Mercedes Bardales. Inicialmente resaltaron la preocupación por el buen uso de la lengua por parte de los participantes, lo mismo que la necesidad de expresión de las diversas y complejas visiones de la sociedad actual. Los resultados del fallo son los siguientes:
En la modalidad de Poesía, Primer premio para Libros bajo el colchón, firmado por El Riesgo y la Mar, que corresponde al escritor Alvaro Andrés Soto Salinas. El segundo lugar para Fin de la Era de los Aplausos, firmado por Lestat, del escritor Juan Guillermo Soto. Mención para A vuelo de Pájaro, firmado por El Halcón Peregrino que corresponde a Jorge Enrique Alvarado.
En la modalidad de Cuento el ganador fue Secretos entre Almohadas, firmado por La Lluvia, seudónimo de Alvaro Andrés Soto Salinas, el segundo puesto fue Pelusa de Ombligo , firmado por Jeremías Salva, que corresponde a Luis Guillermo Salazar. Las menciones fueron para los escritores Esmir Garcés Quiacha y Luz Dary Delgado Guzmán.
En la Modalidad de Ensayo el Primer lugar fue para De Enamorado al Caldaso, firmado por Lucio del escritor Diógenes Díaz Carabalí, el segundo lugar: para Neiva, Ciudad Tributaria firmado por Enrico Caruso, que corresponde a Juan Guillermo Soto y menciones para Luis Fernando Gaspar y Omar Ardila.
Los ganadores en cada modalidad reciben 3 millones de pesos, y el segundo premio 2 millones. Este año se recibieron 82 trabajos. Los mismos se distribuyen así: 30 trabajos para el Concurso de Poesía “José Eustasio Rivera”, 39 para el Concurso de Cuento “Humberto Tafur Charry” y 10 para el Concurso de Ensayo “Jenaro Díaz Jordán”. Se anularon tres trabajos. El Fallo fue presentado en la apertura del evento Opa Art, como parte de los eventos del Festival Folclorico y Reinado Nacional del Bambuco.

martes, 2 de mayo de 2017

¿Cómo incentivar la lectura en niños y jóvenes?


Entrevista en La Movida Cultural con el escritor, docente universitario y editor periodístico, Heber Zabaleta Parra sobre la lectura, su importancia y las maneras de impulsarla entre las  nuevas generaciones.





lunes, 23 de enero de 2017

Ensamble Colombia – Francia: Lugar de hallazgos



Con la presentación en el cierre del festival, Antonio Arnedo nos ha recordado que la suya es una música que nos pertenece como colombianos. 

Por Marcos Fabián Herrera Muñoz 
Si intentáramos definir el recorrido musical de Antonio Arnedo, ese camino iniciado con su disco Travesía, que pasa por los compilados  Orígenes y Encuentros , y llega hasta su reciente Colombia, audacia es la palabra que encuentro más apropiada. Experimentación con un sabor raizal y una indagación pertinaz en los géneros endógenos de nuestro país para hacer  aflorar una música renovada en sus expresiones rítmicas y universalizada en sus fusiones jazzísticas. Un lenguaje nuevo y auténtico que el talento de Arnedo ha sabido dotar de singularidad sonora.  Distante de los artificios, arriesgada tentación de músicos que emprenden una tarea similar a la  de Arnedo,  su presentación en el cierre del Cartagena XI festival Internacional de Música, ha confirmado el afianzamiento de su propuesta y el vigor creativo de su cantera musical. El ensamble encuentro Francia – Colombia, que vimos en la tarima de la Plaza de San Pedro el sábado 14 de enero, fue concebido de manera especial para este festival dedicado a celebrar la música de La Belle Epoqué. En razón a la fraternidad tan cara a los franceses, presenciamos a LucienneRenaudin Vary, la prodigiosa y precoz trompetista, entregando un sonido plenamente incorporado al marco instrumental que siempre ha acompañado al célebre jazzista colombiano: guitarra, contrabajo, batería, saxofón y flautas.  

Escuchamos canciones del repertorio colombiano, con la exquisita intromisión de la trompeta, que nos permitieron apreciar el diálogo aerófono con el saxofón, y que amistaron el desparpajo del caribe colombiano con la solemnidad del café Parisino. Arnedo nos confirmó que su música es una fusión permanente de timbres y colores, tradiciones y legados. Su cubilete, es un punto receptor de las más diversas corrientes sonoras, que honra los rasgos ancestrales y los enaltece con el sonido de su saxofón. Bien sea con el porro, la cumbia o el bambuco, su impronta se conserva incólume: una saludable anulación de barreras estilísticas para apropiarse de las entrañas musicales y vivificar la génesis de ritmos esenciales en los acervos culturales de la región andina, pacífico y caribe. Con la presentación en el cierre del festival, Antonio Arnedo nos ha recordado que la suya es una música que nos pertenece como colombianos. 


domingo, 23 de octubre de 2016

Celebración del Día Blanco en Neiva



La joven estudiante de Comunicación Social de Uniminuto, Jeniffer Tatiana Rivera Sáenz, persona en condición de discapacidad visual,  escribe el relato de  por qué surgió esta gala y los logros que ha tenido esta población en la capital huilense.

Jeniffer  Tatiana Rivera Saenz
El Día Mundial de la Visión, llamado popularmente como Día Blanco, es una campaña que crearon varios gobiernos, debido a la gran cantidad de personas en condición de discapacidad visual. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 285.000.000 de personas en el mundo padecen esta condición,  de las cuales  39.000.000 son ciegas y 246. 000.000 de baja visión. Una de las causas principales es la catarata y al finalizar este artículo vas a encontrar una recomendación para prevenir esta enfermedad.
En la ciudad de Neiva existe una institución educativa que permite a los niños y jóvenes en condición de discapacidad visual, tener la oportunidad de estar en un aula de clase y hacer parte de un plan educativo al igual que los demás.
El  Día Blanco es un evento en el que desde hace 21 años  la escuela ‘Enriqueta Solano Durán’ y la sede central: Institución Educativa Departamental Tierra de Promisión, le muestra a sus docentes, padres de familia, estudiantes y cuerpo administrativo las diferentes habilidades y talentos que tienen los chicos de esta población.
Esta actividad es organizada por las docentes de apoyo de la institución, quienes con amor les brindan la ayuda necesaria a estos héroes, que sin importar ese mundo oscuro en el que viven, son un claro ejemplo de que sí hay razones para ser felices.
El 21 de octubre del presente año se dieron cita nuevamente para poder disfrutar de las diferentes presentaciones que los estudiantes prepararon con ayuda de las docentes de apoyo: Adriana Murcia, Yeimy Liliana Ramírez, Karen Lorena Lesmes y Maira Alejandra Vargas, quienes a diario cumplen una labor que muchas veces no es agradecida ni reconocida.
La organización de esta celebración  la lideran  estas docentes con el apoyo de la rectora Gilma Olaya Rojas y las coordinadoras Luz Mery Tovar Rojas y Lely Polanco, realizando distintas actividades que permitan que todo salga de la mejor forma posible.

Actividades culturales
En este día especial, se vieron unos actos culturales maravillosos, en los que sus protagonistas fueron los estudiantes de las dos  sedes. Ellos realizaron: Intervenciones musicales, una obra de teatro y danzas. Vale resaltar que la obra finaliza con la interpretación de unas coplas (Rajaleñas), que nos dejan un hermoso mensaje:
Ciega está la sociedad, que no quiere comprender.
Que los ojos son el alma, de los que no pueden ver.
También se presentó un video donde se recopilan los 21 años de este día tan especial y se hizo entrega de unos reconocimientos a las docentes, padres de familia y estudiantes que hicieron su participación.


Testimonios
Yo,  Jeniffer Tatiana Rivera Sáenz, fui una de las estudiantes que estuvo presente en varias ediciones de este evento y en esta ocasión me alegró haber podido contribuir llevando al prestigioso presentador y estudiante de Comunicación Social de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, Robinson Gutiérrez Arias, quien disfrutaba y se alegraba de ver,  desde los más pequeños, hasta los que ya están a un paso de finalizar sus estudios presentar cada acto. Él, más que anunciar cada presentación leyendo un guión, dejaba ver que entregaba su corazón por completo y estaba muy feliz de compartir con cada uno de ellos. Realmente es de admirar lo que hace.
¿ Qué significado tiene para  usted como docente de la I.E Departamental tierra de promisión el día blanco? Una de las mujeres que le dedicó 17 años de su vida a la formación de los estudiantes en condición de discapacidad visual, la profesora Neyla Quesada da la siguiente opinión: “Es muy importante por 2 razones: 1. Porque se reconocen las capacidades que cada una de las personas con limitación visual tienen, nos damos cuenta que son seres que pueden ser útiles a la sociedad y que ya no están para pedir limosna; sino que se preparan, se capacitan y logran salir adelante. 2. En el Día Blanco se dan pautas para el cuidado de la visión, porque muchas veces somos muy descuidados con esa parte que es muy importante para sobresalir, aunque  sino la tenemos por cualquier circunstancia de igual forma podemos salir adelante y surgir así como lo han hecho ustedes sin necesidad de depender de alguien”.
La docente Consuelo Pérez nos dice: “Significa un reconocimiento a la tenacidad y el empuje de estos niños en condición de discapacidad visual. Es un reto enorme para nosotros porque a veces no sabemos cómo actuar frente un caso de estos y gracias a ellos mismos en particular, yo he aprendido una cantidad de cosas y les agradezco inmensamente”.
María Eugenia Gómez, maestra del área de Ciencias Sociales de la institución afirma: “Es un acto muy especial donde se muestran los talentos, destrezas y habilidades de los niños en condición de discapacidad visual. Gracias a esta celebración nos sensibilizamos más, los respetamos más, los queremos más y nos damos cuenta de todo ese potencial humano que ellos tienen”.

Finalmente, para el cuidado de la visión ten en cuenta lo siguiente: No leas cuando estés cansado o a punto de dormirte. Al levantarte, espera por lo menos una hora para leer.

domingo, 17 de abril de 2016

Libro 'Nos metimos en la cocina...' Al calor del hogar


 No sería de extrañar que este libro causara conmoción en la ciudad. Después de leer estas entrevistas, uno se pregunta cuántas otras mujeres valiosas se quedaron por fuera. Quizá, con el tiempo, sea necesario hacer reediciones cada vez más ampliadas.


Gustavo Arango
Escritor y Docente en Nueva York
La palabra hogar tiene su origen en el fuego que mantiene la tibieza de la casa y, por extensión, está asociada con el fuego que sirve para preparar los alimentos. Al elegir el tema y el enfoque para este libro, su autor nos recuerda que el verdadero centro de poder en una sociedad no está en las oficinas de gobierno, ni en las instituciones, sino en la intimidad del hogar. Allí se nutren los valores que la sostienen. La cocina da fuerza a la unidad familiar.
Si algún futuro historiador quisiera retratar la sociedad huilense se principios del siglo XXI, encontrará en este libro información más valiosa que en muchos documentos oficiales. Aquí están las mujeres protagonistas, soñadoras, emprendedoras, sensibles, alegres, determinadas, que han dado forma a una comunidad consciente de sus retos, orgullosa de sus logros y optimista sobre sulegado a las generaciones del futuro.
La cocina es la excusa, pero la vida entera se vislumbra en esos intercambios rápidos de preguntas y respuestas espontáneas. Aquí están las hijas que honran la tradición, las esposas que son cómplices de sus maridos, y las madres para quienes sus hijos son la vida. Todas ellas son conscientes y orgullosas de su papel, discretas y respetuosas de los hombres, que aquí sólo aparecen en un segundo plano.
La conversación es amable, pero no excluye el sentido crítico hacia las cosas censurables. El maltrato infantil, la corrupción, la irresponsabilidad, reciben justo reproche. Pero el tono general es de optimismo, de amor por la región –incluso en aquellas que vienen de lejos y han sido adoptadas por la sociedad opita.
No sería de extrañar que este libro causara conmoción en la ciudad. Después de leer estas entrevistas, uno se pregunta cuántas otras mujeres valiosas se quedaron por fuera. Quizá, con el tiempo, sea necesario hacer reediciones cada vez más ampliadas.
La presencia de Heber Zabaleta es sutil e inteligente. Pregunta lo justo para que sus entrevistadas se luzcan y revelen las facetas que las hacen únicas. Sazona la conversación con una respetuosa picardía.
Sólo una objeción se me ocurre. Tanto el entrevistador como las entrevistadas parecen mirar la sal con muy poca simpatía. Se refieren a ella para hablar de lo malo. Quizá sea la idea de que sube la presión o la superstición asociada con ese ingrediente indispensable. Lo cierto es que sin sal la vida perdería su sabor y este libro nos ofrece un delicioso grupo de mujeres muy capaces de encontrar el punto justo del sabor.